¡Hola! Somos Laura y Manu




Nos conocimos en 2011 gracias a la fotografía, y sin querer nos enamoramos.

Nos gusta hacernos reír, acurrucarnos en el sofá viendo series, salir a cenar, viajar y explorar sitios nuevos. Somos gente cercana y familiar, amantes de los animales y de la gente que se quiere a rabiar. Juntos, nos dimos cuenta de que podíamos concentrarlo todo y convertirlo en esta profesión que tanto nos aporta.

Oficialmente no estamos casados, aunque lo hayamos hecho cientos de veces, porque nos implicamos en cada boda como si fuera la nuestra.

Nuestra mayor satisfacción es poder formar parte de vuestra historia, poder guardar cada detalle, cada momento, cada risa y cada baile para que cuando pase el tiempo, podáis revivir ese gran día con una sonrisa y alguna que otra lagrimilla, y sintáis que fuimos un acierto.