El pasado mes de diciembre sonó el teléfono del estudio y al mirar la pantalla vimos una cantidad de números que no era ni medio normal. Era Sonia, que llamaba desde Alemania para decirnos que se casaba con Christian. Una bigastrense con un ilicitano preparando una boda desde tan lejos. ¡Qué locura! Pero... ¿Qué es el amor sino una locura?
Enseguida conectamos con ellos y, aunque solo nos vimos en persona un par de veces antes de su gran día, sabíamos que todo iba a salir genial. Y no nos equivocamos.

Aquí os dejamos las fotos de su preboda, que son solo el comienzo de un montón de aventuras junto a ellos.

3 Comments